Gallos en Dominicana, Cuba Y Puerto Rico

En las décadas del 1940 y 50 Cuba era considerada  la meca del deporte gallístico a nivel mundial. El gallo cubano tenía un prestigio que trascendía los límites de la isla. La primera organización gallística del hemisferio  se origino en dicho país. Esta fue El Club Gallístico de la Habana. El destacado deportista puertorriqueño Don Manuel ‘Papi” San Juan  por sus frecuentes viajes de negocio a Cuba y por sus relaciones de amistad con los deportistas cubanos  trae a nuestra isla este concepto y en 1954 se inaugura  el Club Gallístico de San Juan.  Para esa época algunos deportistas  puertorriqueños  viajaban  a la Habana para adquirir ejemplares cubanos por su calidad y probadas cualidades como finos  combatientes de pelea. Famosos castadores cubanos de este periodo histórico todavía son de grata recordación por sus ejecutorias en la producción de gallos finos de pelea.  Podemos llamar estas décadas como la época de esplendor del deporte de gallos  Cubano.

 

A partir de los años 60 el Deporte de Gallos en Puerto Rico inicia un periodo de crecimiento y desarrollo.  En nuevo concepto instituido por el Club Gallístico de San Juan fundado en 1954 trae como resultado la organización de cuatro nuevas instituciones gallísticas  en la isla. Estos son los clubes Gallísticos en las ciudades  de Arecibo, Ponce, Mayagüez y Aibonito. La reglamentación de esta nueva categoría de galleras impone  el sistema de casar las peleas por tarjetas y se establece la  marca de pollos. Durante las décadas del 60 y 70 llegan a la isla destacados deportistas cubanos recién radicados en Miami que inyectan nuevos conocimientos y estilos de castar y entrenar gallos. Son ellos los que traen el sistema de las espuelas con el cubo pequeño y el amarre con hilo.  Ya para los años 50  en Puerto Rico se importaban  gallos directamente de España que para aquel   entonces  gozaban de fama internacional.

Para la década de los 70 comienza a rendir  frutos la mescla del gallo cubano, el español y el criollo y surge uno de los mejores ejemplares de combate del  Caribe. Un sinnúmero de castadores ocupan las primeras planas en la producción de gallos finos y deportistas de diferentes países visitan la isla para adquirir pie de cría boricua. Durante los años ochenta y noventa el prestigio de muchos castadores boricua era tal que vendieron gallos y gallinas para la recría a deportistas locales y del extranjero en cifras astronómicas. La reglamentación mejora grandemente y las galleras  modernizan su planta física.

En el 1974 nace El Club Gallístico de Puerto Rico la primerísima institución gallística de la isla y la que  ha colocado  nuestro deporte en el panorama  mundial. Podemos asegurar sin temor a equivocarnos que durante la última mitad del siglo 20 Puerto Rico fue la meca  del gallerismo legalmente practicado en el mundo. Aunque la época antes mencionada fue el periodo de esplendor de nuestro centenario deporte en el presente conserva la solidez de tiempos pasados.

La llegada del nuevo milenio marca la incorporación de la Republica Dominicana como la  nueva potencia gallística del Caribe y con amplia proyección a  nivel internacional. La adquisición en décadas pasadas de buenos ejemplares de combate por los deportistas dominicanos en Puerto Rico y otros lugares convierte al gallo dominicano del siglo 21 en feroz combatiente igual o superior que los mejores del mundo.  Con la construcción de modernos Coliseos, la publicación de la revista D’GALLOS , la celebración de eventos internacionales y  la integración del deporte de  gallos en los medios de comunicación electrónica la Republica Dominicana  se coloca  al mismo nivel  de las mejores plazas gallísticas del mundo.  En el presente esta actividad deportiva está regulada por el estado y operan alrededor de 2,000 galleras. La producción de gallos en este país  supera por mucho  a cualquier otro donde se practique  este pasatiempo. Los castadores dominicanos satisfacen la demanda del deporte local y sobran gallos  para exportar  a otros países. Esperamos que este asombroso crecimiento del deporte de  gallos dominicano sirva de motivación para hacer un frente común a nivel  internacional  ante las organizaciones que desean desestabilizar su permanencia en los lugares que por muchos años se ha practicado y  ha sido parte de su identidad cultural.

Esto en síntesis  la aportación de estos tres países caribeños a la estabilidad, desarrollo y crecimiento  de una de las actividades más antiguas que reconoce la historia de la humanidad.

Comments

  1. buenas me gustaría saber como se llama el medicamento que inchecta alos gallos de pelea
    les estaría muy agradecido soy de Barcelona gracias llo lo compraria

Speak Your Mind

*